Fotos Scroll

viernes, 17 de noviembre de 2017

La ruta del gringo: Altiplano

     Autobús lunático y nos lanzamos al altiplano, mas allí que plano. Un recorrido impresionante, repleto de todo tipo de animales salvajes y es emocionante. la grandiosidad me hace enmudecer, hasta que cae el sol no hablo apenas con mis compañeros de viaje, somos un buen grupo y divertido, rumbo a Lolca y su cañón (1.683mt y 3.300) a ver al condor. Paramos por un volcán y veo tanta gradeza que cierro los ojos y doy gracias, por estar ahí, no tengo apenas palabras, para describir tanta belleza, he iniciado una despedida del mundo y si esta es la primera doy gracias a Dios de haber tenido tino y cariño para comenzar a tachar sitios de la lista: lugares que quiero ver. Me siento muy vivo y en paz. El hotel es para mondarse de risa en Chivay (11€) típico y lírico. La señora ataviada con sus trajes me abre la puerta del garage rodeada de alpacas, vicuñas, ovejas, llamas, etc. pensar que cuando las veía desde los miradores me emocionaba, y ahora zas, una campesina me abre su hogar y la alpaca se lanza sobre mi a forma de saludo a un desconocido y las demás me rodean y a Emy también, se me pone el corazón en la boca y no por la altura, las atraso me hago fotos y no quiero irme de ahí. Después salgo a la calle y juego a la pelota con los niños, que me piden que les acompañe a casa ya que oscurece, se me cuelgan de las manos, caminamos por calles de barro, sin luz y con mal olor y me siento en el paraiso. Paro al ir al hotel de guiris y me han recompensado, la viola ha sido generosa. Vamos al centro, aquí ni un turista y parmo con la plaza de comidas, nos zampamos unas carnes a la brasa de primera (5€ ambos) y a dormir al garage, con vicuñas y alpacas velando nuestros sueños.
     Salimos temprano hacia el cañón y por el camino vemos condores y en el mirador gracias a los prismáticos también, el cañón es muy profundo 3.300 mt y caray que te hace sentir pequeño. Hay competencia entre los poblados por alimentar a los condores y atraer al turismo, el bicho es grande de narices 2,5 mts de envergadura y carroñero.
      Camino de Puno, mas de los mismo, no puedo cerrar la boca de la sorpresa constante, veo un volean en erepción, y tela lo que echaba por su cráter, me acongojo y rezo, también pongo piedra en los altares. Esta vez veo bandadas de flamencos volar, esto parece Africa, linea ferrea de tren minero, veo una tractora arrastrando sus vagones cargados de cobre, y me vuelvo loco, apretando el disparador de la cámara, que visión en el medio de la nada. Naturaleza a raudales, tomo mas hoja de coca para no dormirme y así no perder nada, nos acostamos cuando se pone el sol (20h) y levantamos con el (05:30)
     De nuevo una ciudad que no me gusta, pero he coger aquí el barco a Titicaca, y rediós que si lo abordo, cuando veo ese lago mi cabeza no lo acepta y habla de el como si del mar se tratase y se acabo, no puedo asimilar que sea de agua dulce, rodeado de picos nevados, no quiero me niego a creer que semejante maravilla exista.
     Visita a los Uros, turistada colorida, está bien, te explican como viven y algo de su historia, después a navegar (5h para hacer nada de distancia de tan inmenso que es) llegamos a Taquile, por favor la subida es normal, mas a 5.000 mts no puedo, he de andar marcha atrás y llego el último, no si no pago peaje de ningún dolor y puedo disfrutar de todo, hay muchas personas enfermas y que requieren de oxígeno, como tranquilo y lamento ver a tantos sin apenas probar bocado. Lector, si no haces un periodo de aclimatización y tomas hojas de coca, no podrás disfrutar de tu entorno y vale la pena, hazlo bien, no corras en subir o la caida será mayor. Continuamos la navegación de regreso y al llegar al hotel, nos cae el diluvio universal y aquí estamos encerrados sin poder salir a cenar y veremos como acaba el día, por eso ahora puedo escribir un rato mientras espero que afloje la lluvia.

Continuará