Fotos Scroll

lunes, 17 de agosto de 2015

VERANO 2015-02-16

Hoy hay mas bien poco que explicar. Mas que nada, me guardo alguno datos técnicos de como funciona la furgo.

Hora: 9:10 de la mañana. Temperatura 29º exterior 27 interior. La batería ha sobrevivido esta noche, e indica 12V. Algo ha estado pitando durante la noche un poco repetitivamente dentro de la furgo, y creo que es el inversor, pero como no sabía distinguir de donde procedían exactamente los pitidos y como ha dejado de emitirlos por si solo, no le he hecho mucho caso. De todos modos, tampoco creo que hubiera sabido arreglarlo.

He ido a desayunar al bar del SuperSpar, y me han cobrado 2,60€ por un café con leche y unas tostadas con mantequilla y mermelada. Después he comprado un par de pollos A'last por 16€, en una furgo donde cocinan unos 90 pollos, conejos y costillas al mismo tiempo, y que están de muerte de sabor. Llevo dos días comiendo pollo.

La batería al mediodía indica 12,3V y la tensión de la placa PV 12,04 y BAT 12,1 y 0,4

Han comenzado los mareos, y parezco un pobre borracho a las 12 de la mañana. Cuando entraba a un bar, hasta he tenido que apoyarme en la puerta, pues pensaba que no podía dar un paso mas. Solo he tomado dos claras, pues a pesar de que el dueño me ha traido una tapa de tortilla un poco mas grande de lo normal, esta sabía horrible, y me la he comido agradecido, pero creo que me ha sentado fatal.

He quedado con Marta y mi hermano Manu, y ya tengo un apartamento y una buena cama donde estirarme. Me he pasado casi todo el tiempo tumbado, pero cada vez que me muevo, se mueve el mundo a mi alrededor. Mañana si no estoy bien iré al médico. Por la tarde he ido un rato a darme un baño con la parejita, pero he permanecido todo el rato en la orilla, ya que la cabeza no podía moverla, sino quería que me doliera y me sintiera mareado. Menos mal que no hemos estado nada mas que un rato. Por la noche hemos comido pollo, para variar, y después de ver un rato la TV tumbado en el sofá me he ido a la cama.


DÍA SIGUIENTE:
He dormido bien, aunque el ventilador me ha despertado varias veces, haciendo un ruidito molesto, pero ya estamos en lo de siempre, como soy un inútil en esto del bricolage, he dejado que sonara.
Me he levantado un poco mejor, pero aún no me siento bien. Encima, mientras iba a ordenar la furgo, me he clavado una pua de esta dichosa plantita que no sé como se llama, y he visto las estrellas.

La dichosa plantita enseña sus puas en medio de la calle. A su hermana le han cortado las extremedidades, pero a esta la han dejado en todo su esplendor. El caso es que se ha clavado bien clavada, brotándome un chorrito de sangre que resbalaba mano abajo, y mientras hablaba con una Sra. que me decía que lo desinfectará rápidamente, la mano ha comenzado a hincharse. Ya no me dolía el pinchazo, pero el hinchazón no era normal. Así que he subido a casa, me he lavado con agua y jabón y me he puesto Betadine. Ahora no me duele, y se ha deshinchado bastante.

Por la tarde y después de la historia con el bañador, hemos ido al super a comprar unas Lubinas, que mi he hermano se encargará de prepararme a la sal. La verdad es que es un chollo estar con ellos, pues no me dejan pagar nada, así que no me puedo quejar. Como os iba diciendo, después de la historia de ayer con el bañador, me dijeron que una ferretería bastante grande que hay cerca de Cala Reona, vendían bañadores.
-Bañadores, pregunté yo, en una ferretería.
-Si, me contestaron.
Total que hemos ido a la ferretería y como era de suponer, no vendían bañadores talla monstruo, Menos mal que no se han reido cuando lo he preguntado. Me han dicho que en La Manga, en el centro comercial del Hotel Entrevies, a lo mejor encontraba, aunque lo dudo, mi talla es talla monstruo. También me han dicho que podía intentarlo pasado Monte Blanco, en un sitio llamado El Zoco. A ver si me decido y voy a la busca del bañador, pues aquí no dejan bañarte sin.

Marta y Manu han ido a bañarse, mientras yo he hecho la siesta. Como hoy han comprado gusanos, seguramente iremos a pescar, aunque yo no sé si me encontraré bien para acompañarlos. Acaban de volver de la playa, mientras escribo esto, y dicen que el agua está estupenda. Me hubiese gustado darme un baño, pero mejor reservarme para mañana, pues de los dolores de cabeza puedo pasar, pero los mareos no son normales, asi que esperaré a mañana y volveré a la playa entonces. Que se quiten de en medio los bañistas de bañador, que viene El Focker atacando de nuevo.

Se me olvidaba deciros que he quedado en Alicante dentro de unos días, para que un chaval me mire un poco lo de placa solar, por si descubre donde está el problema.

Espero que os divirtais los que estais de vacaciones ahora, y al resto, pues no tengo nada que decirles, ya les tocará su turno.

CONTINUARÁ....