Fotos Scroll

lunes, 22 de agosto de 2011

Marruecos: El sueño perdido

Hoy ha sido un dia de conducir, unos 600 kms y mucho calor, maldito aire acondicionado; en cuanto atraque el próximo banco se lo pongo a la Marchosa, pues el aire de los ventiladores del coche salía ardiendo, pero es que también los ventiladores de bolsillo solo movían el aire, pero aire caliente por todos lados. Empiezo a estar bastante agobiado por el calor, pero ya veremos cuando tenga que dormir dentro de la Marchosa, cosa que por suerte aún no he tenido que probar. Como iba diciendo, hoy he salido de Toledo y acabo de llegar a Málaga. En Granada he comprado el billete del barco por si acaso, pero es bestial la diferencia que hay que pagar entre un coche y una furgo. El coche con pasajero 99 € y La Marchosa y yo, 299 euracos del ala, que me han dejado temblando. Le he pedido al empleado que si en el billete incluían acciones de Acciona, pero luego me lo he pensado, pues mi primo compró hace años y cada día iban bajando, hasta que se hartó y las vendió. Pobre empleado, como yo llevaba todo el día sin hablar, me ha tenido que soportar al menos media hora, y encima el hombre estaba de Ramadán. El aire acondicionado de la oficina funcionaba fatal y yo me moría de sed, pero HE PENSADO, si voy a la furgo y aparezco aquí con un agua fresquita, el pobre musulmán me mata, pues desde las 6 menos cuarto de la mañana no ha comido ni bebido nada, aunque lo peor que lleva es no poder fumar. Hemos hablado un rato y quería convencerme que hacer ayuno es una cosa muy buena, pero yo le estaba explicando que ayer me había zampado dos entrecots de 1,200 kg de ternera, entre pecho y espalda y no estaba para ramadanes, además con la excusa de que soy diabético, no tengo que hacerlo.
He seguido mi camino y como siempre he cambiado de opinión, al final estoy en el puerto de Málaga, para embarcarme directamente hacia Melilla. En principio me parece una buena idea, lo malo es que tengo que esperar unas 4 horas para coger el barco, y por descontando no me voy a ir por Málaga por muchas ferias que tengan.
Hambre no tengo, pero me he tomado un agua con agua bien fresquita. Todo el día tengo sed. Al cabo de un rato he notado que el estómago empezaba a dar vueltecitas y he ido a la Toilette. El caso es que antes de sentarme en el plato, y menos mal que ya me había bajado los pantalones, un chorro de mermelada polaca que había desayunado esta mañana ha salido disparado para todos lados. No me ha dado tiempo a reaccionar y me he sentado sobre esa masa viscosa que me ha puesto todo el culo pringando. Dios mio, que desastre. La taza toda roja, el culo todo empapado en mierda, y salpicaduras por todos lados. Menos mal que mal olor no hacía, pero no sabía por donde empezar a limpiar. Si mi culo, si el plato del wáter que era lo que mas se veía o qué. Poco a poco me he ido limpiando y luego el plato y la taza, y al final, una cagarrina que aún quedaba en mi interior.
Despues de asearme un poco, salgo del wáter y pego un patinazo que un poco mas acabo en Melilla directamente.
Por lo demás lo único que me ha pasado hoy fue que al aparcar el coche, no me di cuenta que no había hechado el freno de mano, y que empezaba a avanzar delante mio, justo contra un camíon. Abrí la puerta como pude y heché el freno. Que respiro, pues era lo único que me faltaba para empezar la tarde.
Ahora estoy aquí, en el puerto aburridito, esperando que uno de esos barcos super rápidos me lleve a Melilla en 4 horas.
Mañana voy a ver si me sienta un poco el estómago y voy a intentar de cuidar las comidas.
Y eso es todo de momento.

ACCIONA Transmediterranea informa:
Antes de embarcar, es necesarios canjear sus
Billetes por las tarjetas de embarque en las
Máquinas auto check-in on en las ventanillas.

Salam = Paz