Fotos Scroll

lunes, 6 de mayo de 2013

Falset, VI Fira del Vi

IMG_0940Viernes, 3 de mayo: como siempre me había vuelto a despistar y me costó un par de vueltas por el pueblo y comprobar el GPS para darme cuenta de que por donde iba no iba bien. Miro detenidamente el GPS y veo que me indica la dirección hacia Gratallops, creo. El caso es que sigo sus instrucciones y me dirigi hacia el lugar correcto, y eso queno había tocado nada del mismo, pero supongo que al ver en la carretera que me guiaba hacia otro pueblo no sería buena idea y me dirigí hacia Falset, y grasso error, pero que fue subsanado con un par de vueltas por las calles de Falset. Llego temprano a la explanada donde había quedado con mis amigos para pasar el fin de semana. El día es soleado, pero corre una ligera brisa que hace que el sol no te caliente la piel y te haga estar bien. Me preparo una bolsita con la cámara de fotos y la cartera y Ally y yo nos encaminamos a ver que nos deparar este pueblecito en el que no había estado nunca antes. Me adentro en Falset y tras preguntar a una persona del pueblo donde era la fira, seguimos hacia adelante, siempre acompañado de mi fiel Ally. De vez en cuando hechaba la vista atrás para mirar si la furgoneta seguía a la vista y no se la había llevado nadie. Y es porque soy un paranoico, pero la verdad es que la explanada donde había aparcado era una lugar solitario y estaba en la misma salida del pueblo. Si que había algún edificio cercano pero no creo que nadie se entretuviera en vigilar mi furgo, y corriendo los tiempos que corren, no me fio mucho, y mucho menos mi paranoia. El caso es que me olvidé un poco del tema y seguimos andando. Nada mas llegar a la calle principal veo a lo lejos lo que parecen los toldos de una feria y hacia allá que vamos, pero mi desilusión se va haciendo mas evidente con cada paso que doy, no tiene pinta de haber nada expuesto aún. Pero yo que me esperaba, eran las 10 o las 11 de la mañana de un viernes y que la feria del vino estuviera abierta para mi solo.Un desastre haber llegado tan temprano y no haberme ido a la playa a que le diera el sol a mi rodilla, pero bueno, ya estabamos allí y había que seguir. Lo primero que hice fue preguntar por la oficina de turismo, para ver si conseguía un poco de información y algún mapa. De nuevo la gente se mostró muy amable, y me indicaron con toda serie de detalles como llegar. En la oficina una chica muy amable me atendió, dándome todo tipo de explicaciones y me ofreció algunos mapas de la zona. Rehice mi camino y otra vez me encontraba paseando por las calles que dirigian hacía el centro. Difícil perderse en un pueblo tan pequeño. De nuevo en la calle principal, pero esta vez los terrazas de los bares estaban llenas de gente. Me llamó la atención que en todos los bares había al menos un perro, e incluso luego pude comprobar que en todos los bares a los que fui, pude entrar con Ally sin problemas, un 10 por los dueños de los bares y que no discriminan a los animales. También es cierto que no está prohibida la entrada de perros en los bares a menos que haya derecho de admisión. Yo iba caminando poco a poco, no fuera a ser que tuviera un tropezón y la rodilla me fastidiara el fin de semana, así que caminaba con cuidado apoyándome en el bastón. Aparte de la gente sentada que había en los bares, por la calle andaban sobretodo muchos marroquies, que aparte de andar arriba y abajo, se solían sentar en grupo en los bancos de la calle, parecía que fuera un día de fiesta en el pueblo, o a lo peor, es que estaban en el paro, para variar. También se veían muchos extranjeros, algunos caminando y esperando que empezara el gran día, y otros refrescando el gaznate con kalimocho de la tierra. Se podía ver que menos gente de Falset, la mayoría de los que andábamos por allí no eramos del pueblo. Tras un rato de pasear, acabé en la tienda de unos chinos, donde le compré a Ally una correa nueva y una bolsa para llevar las bolsitas con las que recoger las cagarrutias. Como ya habíamos andando lo suficiente por esta mañana, o sease, poco rato para que la rodilla no se resintiera, nos volvimos a la furgo a preparar la comida. Ally comió una de esas latas de comida preparada para perro que suelo llevar siempre, y yo me hice una pechuga de pavo. Mientras se hacía la comida, me tomé varias cervezas y pronto ya estaba medio colocado durmiendo la siesta. La puerta lateral la dejé abierta y podía sentir una brisa maravillosa que acariciaba mis pies y refrescaba mi cabeza, pero el caso es que me quedé frito en un momento. Me desperté al cabo de un rato pero como aún no había llegado nadie, seguí durmiendo. El ruido de un motor me despertó, levanté la cabeza y era el SherpaEdu quien acababa de llegar. He tenido que dejar un rato la crónica para ir al médico, pero al salir de casa casi que no puedo andar, la rodilla me duele y oigo como el menisco roto cruje, pero casi que me duele mas los quadriceps de la pierna buena, aunque esta también tenga artrosis. Lo que me más me cuesta es subir y bajar de la furgo, sobretodo bajar, pues me tengo que agarrar bien a algo, antes de poner la pierna en el suelo y hacer un gesto en falso. Bueno, sigo por donde iba. Acaba de llegar SherpaEdu y tras saludarnos, hablamos un poco de los amigos, me atrevo también a ver como le han quedado el camperizado y todo me gusta, la única excepción es que no quepo en la ducha, así que no podré decir que me deje tomar un baño. Por lo demás le ha quedado muy bien, y con el supertecho F65 que le ha puesto queda de maravilla. Tras hablar un rato decidimos ir de visita al pueblo, así que cojo mi bastón y para allá que vamos. Cuando llegamos, pregunté a algún lugareño por los sitios que creía interesante para visitar, y nos dijeron que podiamos ir al fregadero, a la plaza donde se ejecutaba a los condenados a la soga o a garrote vil, el castillo y poco mas. Caminabamos a media tarde por estrechas calle de la parte antigua y yo como siempre me pasé el primer desvio que tenía que coger, menos mal que Edu se dio cuenta y tras una pequeña bajada por un callejón escalonado, llegamos a los frogaderos en donde al parecer ya hacía muchos años que nadie fregaba un calzoncillo. El lugar no me gustó, pues estaba completamente restaurado, y parecían dos estanques que no me hacía pensar en que las mujeres del pueblo fueran a lavar la ropa.    Esto si, es el lugar ideal para una tarde sombroesa, ir con tú pareja a practicar juegos ilegales. Enfrente una murallita nos separaba del barranco, que decía un anciano al que pregunté, y a un lado, se podía ver un puente de estilo romano que atravesaba el barranco de un lado a otro. Seguro que alguna vez el agua corría por el barranco, pero hoy no era el caso. Tras la decepción de los reformados fregaderos, nos dirigimos hacia una plaza donde se ejecutaba a los reos a la soga o al garrote vil. Que muerte tan horrible. Una de las últimas ejecuciones a garrote vil fue la del parricida José Bregat, narutal de Riudecols, el 27 de febrero de 1.851, aunque supongo que ha habido posteriores. Desde el garrote con el se ejecutaba a los condenados no estaba, y en su lugar había una plaza totalmente reformada con un círculo en el centro que era donde se llevaban acabo las ejecuciones. En la plaza hay unas pequeñas marcas que creo que se llaman sellers, pero que no sé qué significan y si servian para algo. La visita al castillo, estaba programada para el día siguiente con el grupo, asi que no fuimos. Cansados de caminar y cuando volviamos de camino, Edu encontro propaganda sobre kebabs, y comenzó a decir que le apetecería comerse uno. Yo había visto un restaurante que servían comida Siria, pero no recordaba donde, aunque lo encontramos al día siguiente, despues de haber cenado. Bueno, lo que decía es que Edu quería un kebab, así que cuando volvimos a la calle principal, le pregunté a un árabe en árabe si conocía algún sitio donde pudieramos comer kebab, bueno y barato; si, se lo pregunté en árabe, primero les saludé, a dos chavales jovenes, y me dijeron que al final de la calley a la derecha había un sitio que servian kebab y que era bueno y barato. Aún era temprano para comer, así que volvimos al parking de las furgos. Ya había llegado alguien mas. Conocimos a Gorga, un chaval de Vitoria que llevaba una semana por la zona y que había decidido pasar el fin de semana con los de la kdd. Nos estuvo explicando por donde había gustado, mientras yo tomaba apuntes, y a todos los sitios que había ido le habían parecido maravillosos. Viaja solo con su perro en una Mercedes y despues de dos días con el solo me resta decir que es un chaval muy majo. Luego conocí a IMG_0991Sandra y Montes. Sandra era la organizadora de la KDD y Montes su fiel compañero que la seguió a todos lados durante el fin de semana. Nos presentamos y hablamos de esto y aquello, de los mensajes que le había enviado mi hermano, puesto que a mi ya no me dejan escribir en el foro, y le pregunté los planes para la tarde noche del viernes. Me dijo que todo estaba escrito en el primer mensaje de la kdd, pero yo no me lo había leido, y que para hoy no había nada preparado. En eso que iban llegando mas furgos, algunos conocidos y otros no, pero al final todos gente estupenda. No recuerdo si hicimos algo mas el viernes hasta la hora de cenar, pero de repente todo el mundo empezó a sacar mesas y a preparar la cena.Yo me hice algo rápido en la furgo a pesar de que Sandra me invitó a compartir su comida, y al cabo de un rato, nos juntamos unos cuantos alrededor de la furgo de Sifón y allí empezamos una charla que duró hasta no sé que hora, pues yo me fui no muy tarde. Gorka trajo un licor holandés que había comprado en una fiesta de holandeses, y a pesar de que yo decía que tenía cierto sabor a canela, todos me decían que parecía mas bien orujo. Eramos tantos que la botella a pesar de ser grande durante poquito, aunque yo bien que me heché unos cuantos vasos. Sifón sacó una botella de Anís y también me heché alguna que otra copa. Charlabamos y reiamos entre copa y copa, aunque ya cansado por la rodilla, la espalda y los tragos, me decidí irme a dormir. Cai en la cama rendido y al cabo de un rato empezó a llover copiosamente, lo único que pensé es que al día siguiente no lloviera. Dormí mal y con la calefacción encendida, lo cual también me lo agradeció Ally, pero me desperté pronto, saqué a la perra y me hice el desayuno. Me volví a acostar porque nadie se había levantado y esperé a que la gente empezara a salir de sus refugios, mientras leia un libro. A uno de los primeros que ví por la mañana fue a Gorka, que me dijo que se iba de excursión a una ermita con Edu, pero Edu no daba señales de vida, asi que ni corto ni perezoso, fue a su furgo y le llamó. Cuando Edu despertó pensó que era el Okupas quien ya estaba dando la bronca, pero al ver a Gorka, se acordó que había quedado con él, y cogió y se vistió enseguida para irse de excursión. Me hubiese gustado acompañarles, pero mi rodilla me lo impedía, asi que allá que los ví partir, ya nos veriamos mas tarde. Cuando la marea de furgoneteros despertaron, nos fuimos al pueblo de vermouths, a un bar que inaguraban unos amigos de Sandra. Y allá que emprendimos otra vez una visita al pueblo, pero esta vez mas en manada. Yo pronto me perdí, no sé como, e iba de bar en bar tomando kalimocho, esperando encontrarme con algunos del grupo. Al mediodia casí aparecieron Gorka y Edu y nos fuimos los tres juntos a tomar mas kalimocho y a buscar al grupo de Sandra. Las calles estaban llenas de gente pero los furgoneteros no sé por donde paraban. Al final encontramos a un conocido, que nos indicó que todo el mundo estaba una calle a la derecha y la siguiente a la izquierda. Efectivamente, seguimos las indicaciones y alli, en medio de la calle, encontramos al grupo todos con sus copas en la mano. Entré al bar y pedí un vermouth, una cerveza con limón y bocadito de ensaladilla. Alguien me invitó a un porro, pero la primera calada me sentó fatal, así que volvi a bar para que me llenaran la copa. Me senté en un escalón en la calle y allí estuve mientras descansaba la pierna. Cuando nos fuimos, nos dirigimos de nuevo a la zona del parking donde teníamos las furgos y cada uno se fue a prepararse su comida. Creo recordar que hice algo rápido para comer y que me acosté un rato. Un poco antes de esto me encontre a Paco y familia que acababan de llegar, les dije que yo me iba a acostar y que me despetaran cuando fueran a salir. Estaba durmiendo tranquilamente cuando a la 6 me despierta Claudia, venga marchoso, despierta, que nos vamos al pueblo. Joder, casi que no me dan ni tiempo a ponerme las bambas. Y otra vez al pueblo con la manada. Yo iba el último para variar y cuando llegamos al lugar donde vendían los tickets de las degustaciones, decidí que comprar un ticket para 5 copas mas de vino era algo que no me apetecía. El ticket incluía una visita al castillo, hacia donde todos se dirigían, pero yo lo único que quería hacer en ese momento era encontrar un WC, y en eso que vi uno unos WC portátiles y allí que fui corriendo a desahogarme. Cuando salí ya no había nadie a la vista, asi que estuve vagando entre chiringuitos hasta que encontré a Edu y luego a Gorka. A Gorka le gustó una chica rasta que servía copas en un bar y allá que nos sentamos a tomar otro kalimocho. Hablamos y hablamos y el tiempo discurría hasta que se acercaba la hora de la cena, entonces Gorka se fue a dejar su perro en la furgo, pero no se llevó a Ally para que la dejara en mi furgo. Cuando volvió el bar estaba cerrando y la rasta decía que no era del pueblo, y que mañana a las nueve tenía que volver a trabajar. Gorka se hizo esperar, y cuando llegó nos fuimos a la plaza del ayuntamiento, donde había una concentración pidiendo la independencia. Yo seguí hacia adelante y pronto encontré el bar donde habiamos quedado para cenar. Cada uno se sentó donde quiso y alli estabamos otra vez, comiendo y bebiendo. Edu y una amiga de la que no recuerdo el nombre, decidieron montar una kdd, "LA FURGOFOLLA", ya no recuerdo la cantidad de barbaridades que llegaron a proponer, pero Edu se lo estaba pasando de lo lindo. A ver quien proponía una mas gorda. Cada vez que giraba la cabeza veía a todos partiendose de risa, por la nueva proposición que se le acaba de ocurrir a cualquiera. Una cena estupenda. Ya cansado de estar sentado decidí irme a dormir, que mañana sería otro día.
Visita a las minas..................